Cerrar
Enr�date
Unicef
Idioma:CastellanoSeleccionar idioma
Buscar

Deporte para el Desarrollo

Disponible en: cat, eus, gal
foto
Que el deporte no es un simple juego de niños lo saben los millones de aficionados deportivos que hay en el mundo. Pero la importancia del deporte para la gente va más allá de lo que la mayoría de nosotros podría suponer. A través del deporte se pueden lograr algo más que medallas y copas: la paz, el fin de la pobreza o la igualdad de oportunidades son algunos de los triunfos menos conocidos del deporte
Valoracion:  (9 votos, media de 4 sobre 5)

¿Qué tienen en común Pau Gasol, Luis Figo Y Anatoly Karpov? Los tres son deportistas, pero hay otra cosa que les une: son embajadores de buena voluntad de UNICEF porque creen que el deporte puede ayudar a que el mundo sea mejor. Y no son los únicos, muchas personas, deportistas famosos y no tan famosos, e incluso gente a la que no se le da demasiado bien el deporte están convencidos de que a veces el mejor modo de que la humanidad avance puede ser también el modo más divertido.

Con el deporte, las personas ganan

© UNICEF/HQ/00-0740/Giacomo Pirozzi
Foto tomada en Lesotho en el año 2000
 

La diferencia entre hacer deporte y "pasar el rato" está clara. Los juegos y los deportes nos divierten y al mismo tiempo nos ayuda a mantenernos sanos. Practicando deporte la gente se conoce entre sí y se favorece la convivencia, las relaciones y el buen humor. El ejercicio hace además que el cuerpo libere sustancias que hacen que nos sintamos mejor y más felices, alejándonos de la depresión, del aislamiento y ayudándonos a tener más energía y más memoria y concentración.

Al participar en un deporte nos acercamos a otras personas, ya sea para jugar en equipo con ellas o para tenerlas como contrincantes. Esto favorece otras formas de participación y nos ayuda a integrarnos en la comunidad a la que pertenecemos.

El deporte además nos permite superarnos. A través del entrenamiento podemos hacer cosas que tiempo no creíamos ser capaces de lograr. Y además permite ganar y compartir con otros la alegría del triunfo. Pero como no siempre se gana, también nos acostumbra a perder y nos hace ver que en el fondo, no es tan importante salirnos siempre con la nuestra. Incluso las grandes estrellas del deporte pierden en muchas ocasiones y eso no les hace ser menos grandes.

  Beneficios del deporte
FÍSICOS: fortalece los huesos, los músculos y las articulaciones; equilibra el peso y reduce la grasa; mejora el funcionamiento del corazón y los pulmones; favorece la coordinación de los movimientos.
PSICOLÓGICOS Y SOCIALES: favorece la capacidad de expresión, la autoconfianza y la interacción e integración social; reduce la tensión, la ansiedad y la depresión.
   

Con el deporte, los pueblos también ganan

Del mismo modo que el deporte permite a las personas aprender y superarse, también ayuda a los pueblos a desarrollarse y superar las dificultades. No hay que olvidar que los países están formados por personas y que progresarán en la medida en que las personas progresen.

El deporte une a las personas más allá de las fronteras, como ocurre en los campeonatos internacionales, y sin importar las barreras o los prejuicios, como nos demuestran los Juegos Paralímpicos. El deporte nos iguala al resto de los seres humanos y nos enseña a respetar a nuestros adversarios por su habilidad y su esfuerzo y no por su color, su religión o por lo próspero que sea su país de origen. Al participar en juegos y competiciones aprendemos a darnos cuenta de lo que tenemos en común con los demás y esto es muy importante para la convivencia pacífica entre países y culturas diferentes.

Mientras jugamos no todo es perfecto, a veces surgen conflictos, pero para ganar es necesario resolverlos con deportividad, sin dañar al oponente y sin hacer trampas. Respetar unas reglas durante los encuentros y unas normas de disciplina durante los entrenamientos es fundamental para que las competiciones deportivas sean posibles, pero el respeto a las normas también es esencial para la convivencia en la escuela, en el trabajo, en la calle o en los ratos de ocio. El deporte nos muestra que no perdemos libertad por ser respetuosos con los demás y que acatar las normas, cuando esas normas son justas y aceptadas por la mayoría, es una muestra de madurez que nos hace más fuertes, no más débiles.

Ganamos todos

© UNICEF/HQ/00-0740/Giacomo Pirozzi
Tres chicos de Licata, al sur de Sicilia (Italia), durante el descanso
 

Millones de personas en el mundo han aprendido ya cosas muy importantes gracias al deporte. En África, Asia o América los campeonatos de fútbol han servido para favorecer la vacunación de los niños pequeños, evitando así muchas muertes innecesarias. El deporte congrega a mucha gente como espectadores, lo que facilita que lleguen mensajes de salud o de prevención de enfermedades a personas que viven en lugares apartados y a los que es difícil contactar normalmente. De este modo, muchos jóvenes están aprendiendo a protegerse de enfermedades como el SIDA, que es un peligro para la supervivencia de países enteros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blog

22-11-2010

Preparados, listos... ¡Participa en las carreras de 2011!
[+] Leer más

19-01-2010

Terremoto en Haití: una oportunidad para aprender del desastre
[+] Leer más

19-01-2010

Haití: construir una educación sobre escuelas en ruinas
[+] Leer más

1 comentario

Lee los comentarios de otros usuarios, o bien deja tu comentario
#1, Jose Correr
27 de Junio de 2013, a las 19:31
Creo que el deporte es fundamental para el desarrollo sano de las personas, estimula al cuerpo, genera endorfinas, fortalece el sistema inmunologico y las personas mentalmente se mantienen en muy buen estado, el promover el deporte siempre ha sido un pilar basico y creo que entre mas difusion exista mas podremos alcanzar que este se practique cada vez mas y tener una base sustentable http://corredores-pasion.blogspot.mx/2013/06/como-estirar-ejercicios-basicos.html
Votos totales: 7

Votos positivos 7   Votos negativos 0
Dejar comentario
Accesibilidad W3C Nivel AA     Creative Commons  Creative Commons(by)
Enrédate 2000 - 2014 UNICEF España